carretera

Ruta Via de la Plata

De sur a norte, desde el interior de la Península Ibérica, es el definido por la Carretera Nacional N-630 “Ruta de la Plata” (Gijón-Sevilla) y paralela a ella las autopistas A-66 y AP-66 (Benavente-Gijón y León-Campomanes respectivamente) permiten un cómodo desplazamiento desde el sur de la península: Madrid, ciudades y comunidades de la Ruta de la Plata u otros enlaces. Esta autopista A-66 se encuentra en desarrollo a lo largo de todo su recorrido entre Gijón y Sevilla de 800 Km. y a la fecha de hoy más de un tercio de su recorrido total se encuentra en servicio, y el resto en obras

El segundo eje Este-Oeste, a través de toda la Cornisa Cantábrica se encuentra articulado por la Carretera Nacional N-634 (Irún-Santiago de Compostela), que en Asturias se bifurca por la costa por la denominada Carretera de la Costa N-632 (Ribadesella-Canero) lo que permite adentrarse hacia el interior, o discurrir al lado mismo del mar. Este corredor paralelo al cantábrico, por el este, desde la frontera francesa y hasta Gijón se encuentra ya prácticamente desdoblado con la Autopista y Autovía del Cantábrico (AP-8 y A-8) y que se encuentra en diversas fases de construcción, hacia el oeste, desde el centro del Principado de Asturias en dirección a Galicia

Gijón, Oviedo y Avilés se encuentran a pocos minutos, enlazadas a través de la autopista popularmente conocida como “Y” que forma el entronque de la A-8 con la A-66. Las nuevas autovías A-64 (Villaviciosa-Oviedo) y la A-63 (Oviedo-Grado-Salas), así como la Autovía Minera AS-1 (Gijón-Mieres) ofrecen una nueva articulación del territorio regional que unida a la red regional de carreteras, totalmente renovada, conecta con suma facilidad Gijón con el resto de Concejos y comarcas de la comunidad autónoma del Principado de Asturias.